Eso tan raro de al lado del Río…

Todos los años, a mediados de Octubre, los valencianos recuerdan como su rio engulló a la ciudad, como las calles se tornaron canales. Este triste recuerdo cada vez más lejos en la memoria, nos dice que Valencia tuvo su rio “con agua” muy distinto del que tenemos ahora. Este hecho histórico, hizo que Valencia tuviera un pulmón verde vertebrador tras sus más y sus menos, pero que al fin tuvo su final feliz verde. No entraré en detalles históricos sobre el Plan Sur y sobre los proyectos que ese espacio suscitó. El caso es que hoy tenemos un gran Jardín.

En 1986 se inauguraba oficialmente el mismo. La reivindicación de “el riu és nostre i el volem verd” llegaba a su fin.

Poco a poco las especies vegetales fueron creciendo y con ellas la expansión del deporte y las instalaciones para su práctica, las mascotas y sus dueños, las parejas de enamorados, etc. Y además un Rio de Cultura… Teníamos el entorno privilegiado para tener un Museo al aire libre tal y como otras ciudades lo tienen.

images

A lo largo del Rio existen esculturas de Gerardo Rueda, Karrvaz o Alba Odech Tavio y Patxa Ibarz Gil entre otros y sin olvidar la Gran Pechina (situada a la altura de su Paseo homónimo) o los jardines superiores y sus obras. Entre estas obras siempre he sentido debilidad por una en concreto. Un extraño mingitorio improvisado a la sombra del Pont de Les Arts y que pasa desapercibido a menudo salvo para lanzar un bufido de desaprobación.

La obra en cuestión es una escultura arquitectónica de  (Copenhague 1938) a quien en 1989 el cercano IVAM le dedicó una exposición de su obra. Su degradación es tal que
además de su uso para “emergencias” ha sido objeto de pintadas, algún desperfecto físico y la pseudoprotección por unas vallas amarillas municipales. Pero no contentos con ello se decidió instalar un transformador delante de la misma así images (1)como ubicar permanentemente un contenedor y ubicar una papelera.

El caso del Pont de Les Arts es por lo menos digno de otra reflexión paralela. La construcción del puente fue casi una década posterior a la ubicación de la escultura. No pretendo suscitar la idea de la no construcción o desplazamiento del puente por una escultura o el desplazamiento de la escultura por la cercanía del puente, pero si la aparente nula despreocupación de que aquel extraño objeto estaba allí. Pero bueno, el puente se hizo, y hecho está.

Entiendo que Sir Norman Foster y Per Kirkeby se pueden englobar perfectamente en la ubicación actual como dos buenos vecinos.

Entonces, ¿Qué hacer con dicho monumento? La intervención en el entorno del mismo es obligada en base a la legislación actual. El impacto visual del transformador oculta la presencia del mismo además de romper la estética del entorno. Objetos como la papelera, el contenedor o las vallas amarillas son también otros elementos a eliminar. Además, la revisión del ajardinamiento del entorno así como la búsqueda de una solución (que no rompa la integridad de la escultura) para evitar su uso como urinario, deberían estar presentes también. Lo que viene siendo una puesta en valor.

La obra de este escultor y pintor danés está presente en multitud de ciudades y museos por todo el mundo, pero es aquí donde se expone su obra más deteriorada, ¿hemos de permitir continuar perdiendo cultura?

Els Nostres Origens

Des de fa poc més de deu anys, l’etèria matèria dels records sobre la
ciutat de València va prendre forma en un foro d’Internet. Més de
40.000 entrades, amb milers i milers de fotografies i una quantitat
immensa de comentaris, mapes o il•lustracions, documenten i indaguen
la història de la ciutat que tenim com a nostra, tot formant un espai
acollidor que ha sigut visitat milions de vegades: el Foro Remember
València.

Com quasi tots els projectes col·lectius d’Internet, en realitat és
una possessió de totes les persones que, per curiositat o nostàlgia,
per aprenentatge o entretinement, s’hi hem trobat al llarg dels anys.
Al seu caliu han nascut blogs, l’aplicació anomenada “rememberteka”,
iniciatives en les xarxes socials i, també, sopars de germanor i
passeigs d’aprenentatge.

Però Internet també és una dimensió en transformació. Ningú no sap què
pot passar en el futur, ni com evolucionarà el portal especialitzat en
foros (Skyscrapercity) que ara l’allotja. És per això que algunes
persones que participen en el Foro pensaren que calia també afavorir
la constitució d’una associació que, sense invadir l’espai social que
havia creat el Foro Remember València, servira per dinamitzar
iniciatives convergents, per materialitzar allò que viu -i molt
dinàmicament- en l’espai eteri d’internet.

La tramitació de la inscripció de l’Associació Cultural Remember
València es va realitzar durant la primera meitat de l’any 2014, amb
una distribució de càrrecs provisionals. Poc abans de l’estiu es va
decidir fer una reunió mensual i, al mes de setembre, es decidí la
quota i començà el procés d’inscripció de socis i sòcies. Una de les
primeres iniciatives fou obrir un espai virtual per comunicar la
iniciativa i convidar les persones participants en el Foro Remember
València a formar part també de l’Associació Cultural homònima.